Haciendo el camino: Una bitacora sobre el transcurso de la vida

A Momentary Lapse Of Reason 2019, o cómo debió sonar en 1987

Corría 1987 y luego de 4 años de silencio, lo que quedaba de Pink Floyd (en ese momento David Gilmour y un nominal Nick Mason) sacan A Momentary Lapse Of Reason, un disco que tenía una sola misión primordial: lograr la sobrevivencia de Pink Floyd en los 80. Para eso contaron con un ejercito de productores y músicos de sesión para hacer sonar al grupo lo más 80 posible y así estar en el top de los rankings.

Y lo lograron, el disco fue nº 1 en varios países, logrando múltiple disco de platino, llegando a vender más copias que el mismo Animals, uno de los discos de la “era dorada” de la banda.

Pero pasado el tiempo, hasta el más indulgente de los fanáticos del grupo encontraba que el gran problema del Momentary era su notorio sonido ochentero…lo que fue su ventaja en 1987 era su gran lastre 15, 20 y 30 años después.

No fue hasta 2014, luego de la reedición remasterizada del Division Bell y la publicación del Endless River, disco creado de restos del Division Bell, que la idea de una versión revisitada del Momentary empezó de a poco a aparecer en foros y sitios sobre Pink Floyd. En mi caso fue en diciembre del 2015 cuando vi a David Gilmour tocar la versión en vivo de Sorrow cuando me dije, sí, puede haber una posibilidad de escuchar una versión más “de autor” del Momentary.

Y llegamos a 2019 y se anuncia la salida del box set The Later Years. A parte de las quejas tipo “publicaron la recopilación para sacarnos plata”, lo que llamó la atención del boxset es algo llamado A Momentary Lapse Of Reason (updated & remixed) y si era lo que decía que era, HABÍA que escucharlo con la mejor calidad posible, pero el boxset nuevo cuesta 300 DOLARES. Por fortuna HD tracks vende los archivos en alta calidad a 65 dolares, así que para el bolsillo hay una forma más económica de escuchar el álbum en alta calidad. Para los no quisquillosos también está en Spotify, iTunes y alternativos.

¿Y que se puede decir de la versión 2019 del Momentary?, en simples palabras mejora considerablemente la percepción sonora del álbum, lo interesante es que lo hace de forma notable y a la vez sutil:El disco dura lo mismo que el original, los arreglos son esencialmente los mismos, pero los en los detalles está la maravilla.

¿Cuáles son los detalles? Acá los enumero

  1. Un disco tocado por los tres miembros de Pink Floyd

    Como mencioné anteriormente, Nick Mason fue nominal en la versión original del disco, ya que no tocó ninguna de las partes de la batería; el caso de Wright fue distinto ya que por asuntos legales no podía ser considerado miembro de la banda, así que fue acreditado como músico de sesión, sin embargo, sus teclados más distintivos tampoco fueron agregados. Es por eso que cuando la idea de la remezcla del disco salió a flote, lo importante era que el disco tuviese clara presencia de los tres miembros, y en eso Andy Jackson, el ingeniero que hizo la mezcla original y la actual, jugó un papel importante, ya que él tenía todas las pistas de batería grabadas por Nick Mason, cuando hubo un intento por regrabar el álbum en 2007. La gracia de la batería de Mason es que no es milimétricamente perfecta en el ritmo y su forma de tocar es más suelta que los músicos de sesión que contrataron, además cómo tocó estos temas por 7 años cuando los Floyd estaban en gira, tenía muy clara la idea de cómo debía tocar para que las baterías sonasen más “floydeanas».

    En el caso de Rick Wright fue más complicado, ya que si bien había hartas partes de sus teclados para utilizar, habían tracks en que él no había participado en estudio, pero gracias a los registros que grabaron para publicar el Delicate Sound Of Thunder pudieron hacer posible su participación en el álbum y fue uno de los puntos importantes en la remezcla , ya que todo lo nuevo de Wright que se escucha en la versión 2019, lo trae tocando su teclado Hammond, un instrumento más analógico que el Kurzweil que usaron en 1987 y que en esa época era uno de los sintetizadores de última generación. Esa inclusión en el teclado ayudó mucho a recuperar un sonido mas familiar al imaginario de Pink Floyd.

  2. Prefiera lo orgánico

    Uno de los términos que mas recurrentemente se lee en críticas musicales, es que tal disco o tal canción suena “orgánica”, si bien la idea la tengo más menos clara en mi cabeza, explicarla se me hace difícil. Pero acá se da un muy buen ejemplo de cómo un álbum pasa de sonar maquinalmente perfecto a sonar más natural u orgánico, y todo pasa por las decisiones de producción y de mezcla.

    En el caso del Momentary, el sonido era como chocar con una pared compacta, lo escuchas todo, pero de golpe, todo muy ajustado, muy apretado y a su vez con muchas capas sonoras, lo que produce agotamiento auditivo. Lo que hizo Andy Jackson fue sacar cosas y generar profundidad a los sonidos de los instrunentos; ya no se escucha todo de golpe y al mismo volumen, además hay menos capas de sonidos lo que hace que los instrumentos se escuchen más claros, lo mismo con las voces, la voz de Gilmour estaba con mucho efecto, esto disminuyó lo que hace que su voz sea más natural.

    Ayudó también que haya un solo tipo tocando la batería durante todo el álbum y no 4, lo que le da consistencia y cierta naturalidad al sonido de la batería. También ayuda ocupar un teclado con un sonido más análogo que uno netamente digital.

    En esencia lo que lograron con este sonido “orgánico” es la sensación que lo que suena en estudio es lo mas parecido a como sonaría en vivo, lo que ha estado en la filosofía de Gilmour sobre cómo producir música los últimos 15 años.

  3. Tony Levin baby!

    Una de las cosas llamativas que tiene el Momentary, que cuenta con Tony Levin en el bajo, pero en la mezcla original pudo ser Perico De Los Palotes tocando el bajo y daría igual , debido al murallón sonoro , las líneas de bajo sonaban genéricas y hasta irrecordables, pero después de la remezcla, Andy Jackson se encargó que el bajo tuviese mas protagonismo y cualquiera que conozca la forma en que Levin toca el bajo VA a distinguir su estilo , pero si no lo conoce, igual notará que el bajo tiene mas protagonismo en varias canciones , lo que genera una sensación distinta al escuchar el álbum.

Y ahí lo tienen, en general no hay mejoras tecnológicas en la remezcla, por lo que en varios aspectos el Momentary 2019 puede ser lo más cercano a como Gilmour quería que sonara en 1987 de no ser por la presión de hacer un disco de hits que entrará en el mercado de los 80’. Puede ser que todavía haya criticas a la forma con que se compuso el álbum, pero de cómo suena, por lo menos con la versión 2019 no debiese ser el caso. Si creen que hay mas cosas o que exagero, los invito a escuchar algunas de las canciones de la versión 2019 del A Momentary Lapse Of Reason.

One Slip

Learning To Fly

Fecha de publicación: 01/01/2020. | Categorizado en: Música | Etiquteado en: , , , ,