Haciendo el camino: Una bitacora sobre el transcurso de la vida

Devin Townsend Empath: Dejando libre la locura musical

De los 15 años que tiene este blog – con sus notorias pausas entre artículos – nunca he escrito nada sobre Devin Townsend, y ya que en ningún medio especializado local han hablado de su último lanzamiento, pensé yo escribí algo al respecto.

Mi historia con la carrera de Townsend es bastante particular, si bien lo conocí el 2004, fue a través de una participación suya en el Human Equation de Ayreon donde hacía los coros de tres canciones, pero después no escuché NADA más de él por 10 años. Entre ese tiempo leía artículos que hablaban de su genialidad, pero no sé porque no lo escuchaba. Hasta que, en enero de 2014, curiosamente por otro proyecto en que participó con Floor Jansen, llegué a este video:

La canción es la versión en vivo de War sacado de su disco en vivo Retinal Circus y de partida hace dueto con Anneke Van Giersbergen, una de mis vocalistas favoritas, todo esto con una presentación de Steve Vai en una pantalla gigante y acompañado por una perfomance teatral de no muy alto presupuesto; era una loca mezcolanza que funcionaba perfecto. Después de eso seguí revisando videos para caer en “la pasta” (como hoy se dice) de Devin Townsend.

Para que los que no lo conozcan, a groso modo, la historia de Townsend es la siguiente:

Devin Townsend es un músico canadiense que apareció en el radar público al ser contratado para ser el vocalista de Steve Vai en su disco Sex And Religion de 1992 por su prodigiosa voz. Un par de años mas tarde funda una de las bandas de metal extremo más importantes del circuito como es Strapping Young Lad, donde no solo canta sino hace de primera guitarra y es el compositor principal, esta nueva faceta hizo ser reverenciado por la escena metalera. Pero ya después de su segundo disco, City, Townsend encontraba que SYL lo estaba estancando creativamente, por lo que empezó a crear proyectos paralelos para poder satisfacer sus necesidades, de ese período él publica lo que para muchos es su obra mas importante que es Ocean Machine, un disco que combina metal progresivo, Art Rock y Ambient Rock.

Ya para 2006 decide acabar con todas sus bandas y proyectos, por temas de sanidad mental y para el siguiente año saca un álbum llamado Ziltoid The Omnicient de forma completamente solitaria. Ziltoid es una space Opera que combina comedia con existencialismo, pero en versión metal. Muchos consideran a Ziltoid como otro punto importante en su carrera (me incluyo).

En teoría después de Ziltoid, Devin Townsend solo se dedicaría a producir discos, pero luego de lo frustrante que fue eso, volvió con algo llamado The Devin Townsend Project, un proyecto que consistía en la creación de 4 discos entre 2009 y 2011 en la cual abordaba cuatro facetas musicales distintivas de él. Debido al interés que despertó, y el hecho que había formado una banda para tocar en vivo estos cuatro discos, él decide seguir con esta banda hasta principios del 2018 donde la desarma debido, según él, a que The Devin Townsend Project se estaba volviendo algo formulaico y eso lo estaba frustrando. De ese periodo Epicloud puede ser el que más resonancia comercial tuvo.

Y llegamos a 2019 donde a finales de marzo saca Empath, simplemente bajo el nombrede Devin Townsend.

 ¿y que es Empath? Si bien el último mes él ha dado muchas entrevistas al respecto, llama la atención que no aborda el concepto de la empatía, sino habla de la idea narrativa del disco, que es acerca de un mundo fantástico donde hay hermosos animales y a su vez en ese mismo mundo hay monstruos siniestros, lo que claramente indica que el disco tiene varios cambios de estilos.

Lo que nadie esperaba era el extremo que iba a llevar la idea de cambios de estilo – y no solo cambios sino combinaciones -, porque no es que una canción suene A y la siguiente canción suene Z, sino que dentro de un mismo tema ocurra eso, siendo Genesis el paroxismo de esa premisa.

Sin embargo esa idea de cambios y yuxtaposiciones de estilos se repite por todo el álbum y FUNCIONA, como el cambio de un tema Death metal como es Hear Me a una canción tipo vals como es Why, donde bastó dos notas usando instrumentos de cuerdas para separan un tema de otro de forma totalmente natural, o en la suite final Singularity  en la parte There Be Monsters donde el ambiente musical suavemente conduce al oyente a prepararnos a un paredón de metal extremo, para luego gradualmente derivarnos a una sección sacada del Atom Heart Mother de Pink Floyd. Varios críticos dicen que Empath se asemeja a un disco de Frank Zappa y no es de extrañar ya que tres colaboradores en este disco (entre ellos el mismo Steve Vai) han estado vinculado al legado musical de Zappa.

Y es que Empath en distintos niveles busca mostrar que lo caótico es algo natural, pero no significa que sea algo malo per sé.  Y por eso se nos presenta esta ondulación de estilos que a primera escuchada parece que no tienen ni pies ni cabeza (en especial la primera vez que uno escucha Genesis), pero  a medida que uno se cura del golpe inicial se da cuenta que hay una naturalidad casi lógica en la progresión de las canciones, incluso en fraseos de versos tan absurdos como el que ocurre entre el “Selfish Messiah” al  “Try the papaya” al final de la sección  There Be Monsters para conectar con Curious Gods.

Por último, Empath es el testimonio de alguien que por 25 años ha luchado por mostrar su cosmovisión de la música como reflejo de sus emociones, pero que siempre ha tenido que restringirse en sólo mostrar una parte de este cosmos (por lo tanto, sólo alguna de sus emociones) en un momento y disco determinado. Tal vez esta sea la primera vez que podemos escuchar y por extensión percibir las emociones de Townsend de forma aún más genuina.

Quizás, la empatía viene de nosotros hacia él, en el sentido de tener la capacidad de percibir, comprender y compartir lo que Devin nos quiere decir en este disco. Es una tarea no menor pero que dependerá de cada uno cuánto invertir en ese proceso, porque en parte la empatía es invertir algo de ti para sintonizar con otro y este disco requiere ese tipo de esfuerzo.

Fecha de publicación: 17/04/2019. | Categorizado en: Música | Etiquteado en: