Haciendo el camino: Una bitacora sobre el transcurso de la vida

Marillion en Chile: hay vida después de Fish

Es raro que después de 3 visitas, 5 conciertos a tablero vuelto (incluidos los de este mes) Marillion tenga que seguir probando que es una banda con repertorio después de Fish. Pero escuchar antes del concierto a pseudo especialistas en CNN decir que después de Fish la banda no es mucha cosa y ver que los promotores disfrazaron esta gira como un Greatest hits,  nuevamente deja en evidencia que la banda aún debe probarle a personas  que son más que el Mispalced Childhood y lo probaron con creces.

Best Sounds Chile

El concierto comenzó eso de las 21:10 y esta vez se tiraron en la brígida, porque  iniciaron con Gaza una canción densa para el que no la conoce, pero que luego de 17 minutos y una bandera palestina de por medio  dejaron al público aplaudiendo.  Para no perder impulso tiraron dos cortes radiales probadísimos como son Easter y Beautiful.  Con esto  la banda se lucía, teniendo  Hogarth con una increíble voz a sus 55 años y un sonido muy bueno por parte de los músicos, todo esto acompañado de un Caupolicán repleto cantando.

Las revoluciones bajaron  un poco con Power, pero hay que destacar que esta interpretación fue mucho más sólida que la del 2012. Acto seguido  todo se prendió nuevamente con You’re Gone, de ese disco que ya se convirtió en un clásico (por lo menos acá) como es el Marbles. Me llama la atención  lo popular que es el disco acá dado que es bien modernoso y es muy alejado del periodo Best of both worlds (1980-1995) que es el periodo que fue a escuchar el 80% del público.

De aquí en adelante fue un bloque de sorpresas, empezando por ese apoteósico himno a la obra de Joseph Campbell que es Man of a Thousand Faces, seguida por No One Can, canción enormemente popular acá, tanto que hasta los mismos Marillion se sorprenden, de hecho no es una canción que toquen mucho  en vivo. Para los fans de la era Fish la banda  les regaló Warm Wet Circles y That Time of the Night  y ya con eso era alegría por todas  partes, aun así  para rematar tiraron Cover My Eyes y nuevamente el teatro en pleno cantando. Después de  eso la primera salida de libreto llegó con The Uninvited Guest, que salvó en Argentina no la tocaron en ningún otro lugar y para terminar la primera parte del Show con Hooks in you  y ya era efervescencia pura.

Ya en los encores empezaron a suceder cosas relocas. En el primer encore, como la gente estaba muy revolucionada empezaron a pedir Kayleigh como locos,  de hecho detrás mío había un weon troll que gritaba “wena fish” desde el inicio y su voz era la que más se notaba al pedir la canción. Llegó a tanto el griterío que Hogarth se enojó e hizo callar a todos y así tocar Ocean Cloud y TODO el mundo se calló y se  quedaron mesmerizados viendo la perfecta interpretación de Ocean Cloud, sin embargo aquí se puso en evidencia el único punto débil en los conciertos de Marillion que es la falta de apoyo visual; canciones como Gaza  y la misma Ocean Cloud serían aún más potentes si tuvieran un correlato de video y la banda no tiene que contratar un director o un artista visual , en youtube  hay unos grosos videos con esas canciones que tiene material visual original.

En el segundo encore llegó la tripleta que muchos esperaban que era  Kayleigh/Lavender/Heart of Lothian , pero como lo weirdo no paraba, en el inicio de la primera estrofa de  Kayleigh,  alguien del público le regala un muñeco de trapo a Hogarth (que parece que era de él)  y este queda tan sorprendido que se pierde completamente y corta en seco la canción y la parte de nuevo. Me llamó la atención que la cantase casi entera, por lo general hace que el público cante más. Caso aparte fue Lavander que nuevamente se convirtió en un gran Karaoke  y por último Hearth of Lothian y ya era todo una gran fiesta  y si el concierto hubiese terminado ahí todos felices pero aún  faltaba más.

En el tercer encore la banda tocó un jam instrumental que consistía en un medley de secciones del  Clutching at Straws  para luego  dar paso a Sugar Mice, que en lo personal  siento que es la canción de Fish que más le acomoda a Hogarth cantar, tanto así que la ocupó para hacer la locura de bajarse  del escenario y cantarla entremedio  del público dando paso a una de las escenas  más delirantes que he viso en un concierto. Esto porque  la gente de seguridad literalmente se tiró escenario abajo cual salvavidas a rescatar a un ahogado, esto mientras seguían a Hogarth que corría entremedio del público hasta llegar a la mesa de transmisión de la Radio Futuro donde se sentó para seguir cantando, ahí se quedó instalado hasta la parte del solo de la guitarra donde se subió encima de la mesa y no sé qué quería hacer pero el hecho es que se cae y de no ser que lo agarraron entre cuatro la sacada de cresta hubiese terminado mal, sin contar que le botó un monitor de  la mesa transmisión y  el encargado de la mesa  pone con cara de “¿qué hago ahora?”…a todo esto la banda seguía tocando como si nada.

futuroclmesa

Video original de Pancho Sepulveda

Y si la locura no era suficiente una vez que  logran sacarlo de ahí el tipo sale corriendo por los pasillos del Caupolicán seguido  por todo el equipo de seguridad en una escena digna de Benny Hill, escena que continuó hasta que llega al escenario y termina la canción. Una vez pasada la locura deciden cerrar el espectáculo con Neverland ¿y que se puede decir? Si Neverland no es la mejor canción de Marillion A LO MENOS está en una de las 3 mejores. Esta vez  la interpretación fue sublime  y como era la última canción del concierto y de la gira, la producción puso cañones cargados de confetí  los cuales fueron arrojados  para cerrar el tour.

Y así cerró Marillion su tercera visita a Chile, demostrando por quinta vez que hay vida después de Fish  y  dejando en claro que la banda es un monstruo  que tiene para rato. Tal vez una de las cosas que me hicieron clic en este concierto es que Marbles es a los 2000’ como el Brave fue a los ’90 y el Misplaced Childhood a los 80 ¿Cuál será el disco de ’10?, tal vez en su próxima visita lo sabremos.

Fecha de publicación: 17/05/2014. | Categorizado en: Música | Etiquteado en: