Haciendo el camino: Una bitacora sobre el transcurso de la vida

Sobre el año nuevo

En este nuevo año, hablando por ahí salió la inquietud del ¿por qué el celebrarlo? Haciendo memoria de varios textos que leí por diferentes motivos daré mi versión de esto.

Originalmente en las primeras comunidades humanas, no existía la concepción del tiempo, o por lo menos no una concepción lineal, pero sí había una idea cíclica del mundo, de una naturaleza que nacía y moría. De alguna manera el hombre de esa época intuyó que el mundo se regeneraba y que de alguna forma había que ayudar a eso. Así aparecen los ritos de regeneración del mundo, un ritual que marca el nuevo inicio de la vida en el entorno del hombre. Estas ceremonias por lo general se hacían en primavera y buscaban que el ciclo de vida del mundo fuese prospero.

Cuando el hombre asimiló la linealidad del tiempo, surgió con esto la idea que el mundo debería acabarse en algún momento. De hecho según los estudiosos de la antropología de la historia consideran que el primer fin del mundo en occidente histórico ocurrió con la caída de roma y que luego de eso el mundo se volvió a regenerar desde la perspectiva del ritual.

Como se ve, el ritual de regeneración del mundo es algo que está tan inculcado en el hombre que debe expresarlo. Porque en su más intima conciencia necesita regenerar el mundo como lo hizo el hombre primigenio y es por eso que seguimos celebrando año nuevo pese a que se rompió la concepción cíclica del tiempo, porque de esa manera regeneramos nuestro mundo.

Fecha de publicación: 01/01/2007. | Categorizado en: Actualidad, Personal | Etiquteado en: